Regresar al Inicio

Horror millonario: las películas de terror más exitosas (económicamente)

Staff e-Vector
144 vistas
Staff e-Vector
144 vistas

Pocos géneros cinematográficos suelen tener tanto éxito como el del horror. La historia ha demostrado que no es necesario contar con un alto presupuesto para triunfar en la taquilla, aquí te presentamos algunos de los ejemplos más emblemáticos

Estamos a unos días de Halloween, el mejor momento del año para disfrutar del cine de horror. Pocos géneros cinematográficos han tenido tanto éxito como el del terror y ya es tradición que en octubre se estrenen decenas de películas de este tipo.

Se trata de una temática flexible que puede ir desde la comedia, hasta lo más tenebroso, pasando por thrillers, animación, cine de arte y hasta contenido para niños. Sin embargo, uno de sus más grandes encantos para Hollywood es que tiene el potencial de generar millones de dólares con presupuestos relativamente austeros.

A continuación te presentamos una lista de películas que, a pesar de no tener mucho dinero, consiguieron conquistar al público.

Halloween (1978)

Presupuesto: 1.5 millones de dólares.

Ingresos: 211 millones de dólares.

La primera aparición de Michael Myers en pantalla es icónica por muchas razones. Se trata de la primera gran película de bajo presupuesto que triunfa desproporcionadamente en taquilla y creó las reglas de las cintas slasher, uno de los subgéneros de horror más populares. Ayudó a cimentar la gran carrera de uno de los grandes directores de culto, John Carpenter, y nos dio uno de los más reconocidos soundtracks para la temporada de miedo. Por si fuera poco, la franquicia ya cuenta con 13 películas, varias novelas e incluso videojuegos.

Get Out (2017)

Presupuesto: 6 millones de dólares.

Ingresos: 305 millones de dólares.

Similar a lo que sucedió con Halloween, la ópera prima de Jordan Peele lo convirtió inmediatamente en un referente de la industria y consolidó el subgénero llamado elevated horror o art horror (una clasificación repudiada tanto por Peele, como por otros directores al considerarla pretenciosa). Get Out también consiguió ganar un premio Oscar a Mejor Guión Original cuando la mayoría de las películas de terror suelen ser ignoradas por la Academia.

Saw (2004)

Presupuesto: 1.9 millones de dólares.

Ingresos: 160 millones de dólares.

James Wan (El Conjuro, Insidious: La noche del demonio) es actualmente uno de los grandes directores de horror. Sin embargo, hace 20 años nadie confiaba en sus ideas. Todo cambió cuando consiguió realizar la cinta original de Saw. Además de ser un éxito financiero, se le considera como la primera película mainstream del llamado torture porn.

The Blair Witch Project (1999)

Presupuesto: 105 mil dólares.

Ingresos: 439 millones de dólares.

La película más rentable de esta lista también es la más icónica de las llamadas found footage o metraje encontrado. El concepto es sencillo, todo gira en torno a una grabación casera que el espectador, por alguna manera, termina viendo después de que ocurrieron todos los hechos. Aquí se puede justificar cualquier ausencia de presupuesto, desde la falta de efectos especiales, hasta la mala calidad de imagen juegan un papel en la historia. No por nada es una de las fórmulas más utilizadas por los cineastas que comienzan su carrera filmográfica.

Night of the Living Dead (1968)

Presupuesto: 960 mil dólares.

Ingresos: 252 millones de dólares.

La película de horror de bajo presupuesto por antonomasia. Reúne todas las características de las cintas antes mencionadas. Icónica: es el referente de los zombies tal y como los conocemos hoy en día. Director: cimentó la carrera de George A. Romero como uno de los cineastas de culto más famosos. Rentable: es considerada como una de las películas independientes más exitosas de la historia. Por su parte, el impacto que ha tenido en la cultura popular se vio ayudado por un error legal ya que, al no colocar una leyenda de derechos de autor en los créditos, abrió la puerta a que cualquiera pudiera copiar este tipo de zombies sin pagar regalías.

Nota: todos los presupuestos e ingresos de las películas están ajustados a la inflación.

Compartir

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe el mejor contenido financiero

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe el mejor contenido financiero