Regresar al Inicio

Finanzas en línea

Staff e-Vector
503 vistas
Staff e-Vector
503 vistas

Las tendencias más recientes revelan que a los jóvenes les gustaría aprender sobre cómo aprovechar las herramientas financieras, ya sea mediante e-learning o la consulta a bloggers.

Ya sabemos que no te gusta cocinar pero quieres comer bien, por eso gastas mucho en comida, lo cual es un claro ejemplo de que cada vez hay distintas formas de hacer dinero y cómo distribuirlo. Aquí te damos algunas ideas para aprovechar los recursos en línea, que te ayudan a conocer sobre organización y planificación del dinero.

1.Investigar sobre productos financieros.

Es importante conocer las distintas ofertas para elegir la tarjeta de crédito o el instrumento financiero que más convenga. Para satisfacer tus exigencias culinarias eres capaz de endeudarte para tener dinero y lograrlo, por eso si vas a usar la tarjeta de crédito debes saber cuál es la que más te conviene.

En internet tienes a tu disposición más de un millón de opciones para saber elegir este producto financiero, pero dos tips prácticos son, en primer lugar, conocerte como usuario y luego, tener claro qué se quiere hacer con la tarjeta.

2. Comparar hace el ahorro.

Antes de comprar un bien o servicios debes comparar precios en internet para seleccionar el mejor y no gastar de más. Esta es una costumbre de los jóvenes junto con realizar compras online, por eso el 45 por ciento es capaz de estar más de una hora por día en sitios de venta.

3. Control de los gastos e inversiones.

En línea se pueden encontrar aplicaciones móviles o en la web, que permiten elaborar un presupuesto para tener el control de dinero e identificar en qué se va a invertir o gastar.

Pero no creas que necesitas ser un genio de la contabilidad para tener tu presupuesto ni tener avanzados conocimientos financieros. Para empezar, con esta tarea debes establecer tus metas financieras.

Otro de los pasos es definir categorías que se ajustan a tu realidad porque no todos tienen el mismo ritmo de vida; sin embargo, lo más común es que incluyas tus gastos y ahorro.

4. Presupuestar los sueños.

Una meta no es lo mismo que un objetivo o propósito y saber la diferencia es el primer paso para lograr lo que te propones. Una meta te lleva a un sueño o lograr un propósito.
Los pasos de una meta efectiva son:

Qué, cuánto cuesta, cuándo se puede cumplir y cómo lograrlo.

5. Seguir redes sociales de educación financiera y visitar sitios web, que educa sobre mantener la salud de tus finanzas.

Compartir

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe el mejor contenido financiero

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe el mejor contenido financiero