Regresar al Inicio

¿Qué conviene más? ¿Ahorrar o invertir?

Staff e-Vector
34 vistas
Staff e-Vector
34 vistas
Estamos en busca de ¿Cómo hacer que nuestro dinero rinda más? De forma segura y rápida para tener un “dinerito” que nos permita salir adelante de situaciones impredecibles, para conseguir metas e incluso, considerarlo para vivirlo en el retiro. Pero ¿Cómo haremos para llegar a tener una de esas cantidades exorbitantes?

Hoy en día, vivimos en un mundo que nos proporciona múltiples opciones para mejorar nuestra calidad de vida, desde el pago para disponer de servicios básicos, hasta los pagos de servicios de streaming para disfrutar de películas, series y eventos especiales en el momento que queramos. Todo conlleva a un gasto, y por lo tanto, a una disminución considerable de tu ahorro personal. De tal manera, estamos en busca de ¿Cómo hacer que nuestro dinero rinda más? De forma segura y rápida para tener un “dinerito” que nos permita salir adelante de situaciones impredecibles, para conseguir metas e incluso, considerarlo para vivirlo en el retiro. Pero ¿Cómo haremos para llegar a tener una de esas cantidades exorbitantes?

De hecho, existen muchos instrumentos financieros para ahorrar, puedes empezar ahorrando una cantidad que quieras diariamente, a la semana, o hasta, puedes tomar directamente de tus ingresos la cantidad que quieras ahorrar. En su contraparte, tenemos la inversión, está parte de un riesgo que te puede permitir rendimientos muy altos o muy bajos en lapsos de tiempo cortos o largos. Obviamente, no todos tienen los mismos riesgos, ni los mismos rendimientos.

La verdad es clara, suele ser más fácil pensar en ¿Dónde lo gastaremos?, que ¿Cómo empezar a hacerlo? Por eso, te brindamos algunos de los instrumentos más populares para ahorrar o invertir, según te convenga.

Técnicas para ahorrar

Para ahorrar, no se tiene una fórmula mágica que te permita tener una cantidad de dinero, como si se tratará de magia, lo que necesitas primordialmente es mucha organización financiera y al mismo tiempo, disciplina. 

Se sugiere principalmente, que para que tengas un ahorro efectivo no debes de contar con deuda alguna, ya que esto te impide el crecimiento de un ahorro sano. Existen muchas formas para poder concretar las metas financieras que tienes propuesto, aquí te dejamos algunas:

  • Presupuesto mensual: Dedícate a desglosar todos los gastos fijos que tienes en un mes, también lleva un registro de los gastos que no se tengan contemplados, además de contabilizar las compras impulsivas para tenerlo en el registro, después compáralo directamente con el ingreso mensual que tengas, y observa en donde se generan los gastos más fuertes, y después considera, si debes eliminarlos directamente de tu presupuesto.
  • El reto de las 52 semanas: Consiste en que cada semana ahorres una cantidad en especifico que no te desbalancee económicamente, y al final del año poder utilizar lo ahorrado.
  • La ley de Pareto: La ley de Pareto es muy utilizada en muchas otras ramas, pero en la de las finanzas personales, nos indica que del 100% de lo que generes, el 80% lo destines para tus gastos, y el 20% lo utilices para ahorrar.

Instrumentos financieros para la inversión

Invertir implica la decisión de no consumir todos los recursos de inmediato para satisfacer necesidades del presente, sino de dirigirlos hacia la satisfacción de nuestras necesidades futuras. Esta característica de la inversión, la comparte fuertemente con el ahorro y se fundamenta en la habilidad de posponer el consumo actual en favor de un mejor futuro. Cada inversión se guía por la aspiración de obtener beneficios que actualmente no están al alcance, se enfoca al crecimiento y al progreso, aquí algunos instrumentos financieros populares de inversión:

  • Inversión en la casa de valores: Para invertir en este instrumento debes de tener en claro dos factores primordiales: el riesgo que quieras asumir y la cantidad de tiempo invertida. Considera que así como puedes obtener rendimientos, también se puede perder lo invertido. Cada instrumento tiene un nivel diferente de riesgo. Por ejemplo, las inversiones más seguras, son los cetes, pues es el gobierno el que está comprometido a pagar; sin embargo, su rendimiento es bajo comparado con otros instrumentos.
  • Inversión inmobiliaria: Una de las inversiones que más popularidad ha tenido en nuestro país, esta tiene una medición de inversión diferente, ya que no se miden en cantidad ganada, si no en Plusvalía, es decir, si compras una casa en preventa, y en frente de ella construyen un centro comercial, es muy probable que el valor de esa propiedad aumente en un 15%, y así sucesivamente, es una inversión que no ve pérdida y siempre está en crecimiento, a menos que tenga condiciones destinadas para que baje la plusvalía.

Ahorrar e invertir, ¿Diferentes por completo?

A pesar de que son diferentes de cierto modo, el ahorro se caracteriza principalmente por ser un instrumento más seguro y con una disponibilidad total para ti en cualquier momento, mientras que la inversión, se destaca principalmente, por realizar un gasto riesgoso para que así en un período de tiempo se puedan obtener grandes rendimientos de tu dinero en un período de tiempo.

En conclusión, si buscas prontitud y un control constante y propio, escoge el ahorro, pero si estás pensando en el futuro, y puedes realizar ciertos gastos de riesgo sin descapitalizarse, puedes invertir sin problemas. Al final de todo esto, la inversión y el ahorro, no son para nada diferentes, usan medios distintos para lograr tu objetivo económico deseado.

Compartir

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe el mejor contenido financiero

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe el mejor contenido financiero