Regresar al Inicio

Y el Oscar es para… ¡la derrama económica!

Staff e-Vector
154 vistas
Staff e-Vector
154 vistas
El más preciado y polémico galardón del séptimo arte suele tener una impacto económico más allá de la taquilla

El más preciado y polémico galardón del séptimo arte suele tener una impacto económico más allá de la taquilla

No importa si los odias o los amas, si te gusta el cine es imposible ignorar los premios Oscar de la Academia. El mayor galardón del séptimo arte suele estar plagado de polémicas, pero su impacto mediático no se puede negar. Además de beneficiar a los nominados y ganadores, la derrama económica que genera alcanza a otras industrias como la de belleza o turística.

El estudio de este efecto financiero de los premios suele conocerse como Oscarnomics. Abarca el análisis económico de la industria del cine, desde la producción, hasta la distribución de películas, así como otros efectos secundarios.  

Una de las áreas más evidentes del impacto económico de los premios Oscar es en la taquilla. Las películas nominadas o premiadas a menudo experimentan un aumento significativo en la asistencia al cine y en las ventas de DVD, Blu-ray y streaming. Este impulso económico puede prolongarse incluso después de la ceremonia de premiación, ya que el reconocimiento y la publicidad continúan atrayendo a los espectadores.

El siguiente impacto inmediato de esta derrama económica se lo lleva Los Ángeles donde se lleva a cabo la premiación. Tan sólo en 2019, la ciudad reportó más de 115 millones de dólares como resultado de los Oscar derivado de la mayor demanda de hoteles y otras actividades ligadas al turismo.

Al tratarse de uno de los eventos televisivos más esperados del año, la ceremonia tiene un alcance más grande de lo que parece. Por ejemplo, la industria de la moda se suele ver beneficiada por los atuendos que visten las celebridades y que presumen durante la alfombra roja. Lo mismo sucede con productos de belleza. Cuando en 2014 ganó Lupita Nyong’o como Mejor Actriz de Reparto, la marca de maquillaje que patrocinaba experimentó un pico de ventas.

La publicidad que ganan las películas, especialmente el cine extranjero que no suele ser tan visto en el mercado americano, tiene efectos peculiares. Tal es el caso de la cinta ‘Parasite’ que ganó Mejor Película en 2020. Además de beneficiar a sus realizadores, generó un aumento de demanda de cine coreano que hasta el momento no había permeado en la cultura popular.

En esa misma línea se encuentra Slumdog Millionaire que en 2009 ganó 8 de sus 10 nominaciones, incluyendo Mejor Película. El éxito internacional generó un boom turístico en la ciudad de Mumbai donde estaba ambientada la cinta.

Además del impacto directo en las ganancias, los premios Oscar también otorgan un prestigio invaluable a los cineastas. Las películas que ganan premios de la Academia a menudo ven aumentada su reputación y credibilidad, lo que puede abrir puertas para proyectos futuros y negociaciones de contratos más lucrativos. Los actores, directores y demás miembros del equipo de producción pueden aumentar su valor en el mercado laboral.

Sin embargo, el camino hacia los premios Oscar no es fácil ni barato. Las campañas de promoción para asegurar nominaciones pueden ser costosas y exigentes. Los estudios cinematográficos invierten grandes sumas de dinero en estrategias de marketing y relaciones públicas, incluyendo proyecciones para miembros de la Academia, anuncios en revistas especializadas y eventos de la industria.

Compartir

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe el mejor contenido financiero

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe el mejor contenido financiero