Regresar al Inicio

¿Te gustan los intercambios?, ¡usa Swaps!

Staff e-Vector
900 vistas
Staff e-Vector
900 vistas

En el mundo financiero al hablar de intercambio no hay mejor ejemplo que el Swap. Para saber cómo usar este instrumento a favor de tu inversión, te compartimos algunos tips para que los tomes en cuenta.

En otras ocasiones ya habíamos comentado de los derivados y los distintos productos de esta gran familia, que es la última generación en instrumentos financieros, ahora toca el turno a los Swaps, que es utilizado como si fuera un seguro frente al riesgo de alzas en las tasas de interés, para proteger las finanzas.

Es todas partes escuchamos que las tasas de interés están subiendo en México y en Estados Unidos, pero en nuestro país, la tasa que es utilizada como referencia para ponerle precio al dinero y que fija el Banco de México ya tocó 8 por ciento, la más alta de los últimos años.

Por eso es interesante que conozcas sobre los Swaps, que son un contrato donde los participantes tal vez ni siquiera lleguen a conocerse. Uno de los protagonistas es un banco o una entidad financiera que actúa como intermediario para asegurar que haya un final que a todos convenga.

Al usar los contratos de Swaps, estás obligado a pagar el rendimiento de un cierto activo financiero a cambio de recibir el rendimiento de otro.

Lo que puedes esperar al participar en un Swaps es que la cantidad de dinero recibida sea mayor a la cantidad de dinero pagada.

Entre los usos más frecuentes de este tipo de instrumentos está la protección por un alza de tasas; pero también se utiliza para especular sobre variaciones de los precios de los activos como monedas y materias primas.

Sobre los swaps también debes saber que en un tiempo llenaron los encabezados de los periódicos cuando la deuda externa de México complicó la situación económica a principios de los 80s.

Este instrumento de la familia de derivados financieros es usado con frecuencia en el medio financiero, sin embargo para algunos todavía no está claro lo que se refiere a su clasificación, por eso te comentamos que existen muchos tipos, todo va a depender del riesgo que busques cubrir, pero para no agobiarte mejor seleccionados tres de los más populares.

1.- El más famoso
Se trata del Interest Rate Swap (IRS, por sus siglas en inglés), que es el más utilizado por los inversionistas para reducir el riesgo de crédito.

Por ser el más común en los mercados, en México la tasa de interés se referencian en relación con la Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio, que es la famosa TIIE, a 28 días.

2. De índices bursátiles.
Aquí la cobertura es sobre el rendimiento del mercado de dinero por el de un mercado bursátil.

La rentabilidad que se obtiene se considera que es similar a la invertir en acciones y se financía a su vez, pero siempre conservando el capital, lo que permite invertirlo en otros activos.

3. De divisas.
Este tipo de Swaps, es una variante del primero, se intercambia el valor de la tasa de interés fijas y el de una tasa variable, cuando se pagan en divisas diferentes.

Los participantes en el contrato de Swaps, acuerdan intercambiar, por un tiempo, flujos de intereses nominados en diferentes monedas y cuando vence el acuerdo, la suma principal se paga a un tipo de cambio pactado desde el principio.

Finalmente, después de consultar varios artículos sobre Swaps, un punto de coincidencia fue que son contratos complejos y por eso debes informarte bien de su funcionamiento, antes de usarlos para poner a trabajar tu dinero. También puedes apoyarte en un asesor financiero de e-Vector, para que tomes la mejor decisión para tus finanzas.

Recuerda que para tener éxito hay que invertir en productos que entiendas, por eso nunca coloques tu dinero donde tengas dudas o desconozcas.

Los derivados son una estrategia que puede ser una buena alternativa para proteger y multiplicar tu dinero, infórmate y decide sobre tu futuro financiero.

¿Usarías los Swaps?

Fuente: Banco Base, BMV, En Qué Invertir, Swaps Finanzas Internacionales, Sandra Cuesta, Econlink.

Compartir

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe el mejor contenido financiero

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe el mejor contenido financiero