Regresar al Inicio

¿Qué nos dice la tasa de interés de Banco de México?

Staff e-Vector
628 vistas
Staff e-Vector
628 vistas
Actualmente, la tasa objetivo del banco central es de 8.25 por ciento, un nivel histórico que es incluso mayor al que se había visto en el periodo temprano de la crisis financiera global de hace una década

La política monetaria del banco central mexicano no ha bajado la guardia: mantiene un sesgo marcadamente restrictivo pese a que las proyecciones de los principales bancos centrales del mundo advierten que un ciclo bajista en la tasa de interés de referencia está por venir.

Mohamad El-Erian, ex director de PIMCO y uno de los economistas más respetados por Wall Street, explica en su libro “The Only Game in Town” que los bancos centrales se volvieron el principal determinante de los mercados financieros en el periodo posterior a la crisis de global de 2008.

Después del colapso de Lehman Brothers, la Reserva Federal de Estados Unidos asumió un activismo inusitado que contrastó con la pasividad de la clase política para implementar una política fiscal contracíclica que estimulara la demanda agregada. El mundo estaba viviendo la recesión más profunda desde la Gran Depresión y la política monetaria se convirtió en la principal herramienta para hacerle frente.

Esto es algo que todo inversionista debe tomar en cuenta. Parafraseando a Lael Brainard, miembro del Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal y una de las policymakers más escuchadas en Washington, el banco central estadounidense asumió un tercer mandato implícito, el de la estabilidad financiera. Para muchos, la fuerte correlación entre el aumento de los activos de la hoja de balance de la Fed con el auge del S&P 500 es la prueba de ello.

Todo esto viene a cuento porque la prensa financiera cubre de manera prioritaria las decisiones de política monetaria del Banco de México. Y con razón. El banco central mexicano, que guarda especial atención a su postura de política relativa a la Reserva Federal de Estados Unidos, es la fuente de uno de los indicadores más representativos de la estabilidad macroeconómica en su conjunto: la tasa de interés de referencia.

Actualmente, la tasa objetivo del banco central es de 8.25 por ciento, un nivel histórico que es incluso mayor al que se había visto en el periodo temprano de la crisis financiera global de hace una década. De acuerdo al consenso de analistas, las minutas de la Junta de Gobierno del Banco de México revelan un sesgo cauteloso y adverso al riesgo que denotan una política de marcado corte restrictivo.

Esta condición exhibe una divergencia con las proyecciones oficiales de la tasa de interés de referencia de los principales bancos centrales del mundo. En un momento en el que la comunicación de la Reserva Federal asume un tono más laxo y prepara el terreno para recortar los tipos de interés (según El-Erian), en México, la Junta de Gobierno del banco central no da señas de que comenzará un ciclo bajista en el corto plazo.

En el 2015, la tasa de interés de referencia en México tocó un fondo histórico de 3 por ciento. En cuatro años, fue llevada hasta 8.25 por ciento, un aumento constante que ha tenido consecuencias notables en la economía nacional, particularmente en el magro crecimiento económico.

Compartir

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe el mejor contenido financiero

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe el mejor contenido financiero