Regresar al Inicio

Las finanzas sí pueden ser un ‘juego de niños’

Staff e-Vector
1.8K vistas
Staff e-Vector
1.8K vistas
Además de guiarlos en su educación esencial es vital enseñarles desde pequeños a valorar el tiempo, tomar buenas decisiones con su dinero y fijarse metas y objetivos para trascender.

Durante la pandemia, padres e hijos han tenido que adaptarse a la educación en casa, que sin duda se ha vuelto vital para un desarrollo integral en medio del confinamiento, pero además de matemáticas y literatura, habría que darle espacio a las finanzas personales, un área en la que pocas veces se pone especial atención, sobre todo a temprana edad.

Expertos en estrategias de negocios recomiendan tres sencillos puntos con los que los más pequeños del hogar podrán tener una idea clara de cómo construir un buen futuro con bases financieras firmes, algo que afirma no se les enseña en ningún lado.

Lo primero es dejarles en claro el valor del tiempo, que nada en esta vida es fácil y para poder cumplir sus sueños se necesita esfuerzo y dedicación, combinado con una buena dosis de paciencia y disciplina.

“Enséñales a ahorrar e invertir para el largo plazo. Haz el ejercicio que escriban en una jarra, lo que sea que quieran comprar, pero dentro de uno, dos o tres años, que vayan ahorrando y que por nada del mundo lo saquen para comprar algo del momento”, expresa Moris Dieck, consultor en estrategia de negocios.

Una vez que se tiene un ahorro, lo segundo es encaminarlos a tomar buenas decisiones con dicho capital, mostrarles la diferencia entre gastar e invertir, entre un pasivo y un activo, enseñarles cómo poner a trabajar su dinero, que les genere dividendos y que éste no pierda su valor con el paso del tiempo.

“Enséñale a ahorrar y su importancia para cubrir emergencias y el retiro. A que no se metan en problemas de deudas, que gasten dentro de sus posibilidades y que no busquen aparentar”, refiere el consultor financiero.

Finalmente, deben plantearse metas y objetivos concretos, basados en la perseverancia, visualizando cada día cómo habrán de cristalizarlos, sin dejar de lado que durante el proceso se puede hacer el bien a los demás para trascender.

“Enséñales a visualizar sus objetivos, o lo que sea que quieran conseguir y a trabajar por ellos, que los escriban, que los peguen en la pared y que todos los días lo vean, que hagan un plan en donde escriban paso a paso cómo piensan conseguirlos”, puntualiza el también conferencista.

El mensaje es claro, la cultura financiera también puede ser un ‘juego de niños’ y ‘juega’ un papel muy importante en la sociedad, que busca instaurar nuevos valores a las nuevas generaciones ávidas de construir un futuro mejor.

Fuente: VectorAnálisis
Redacción: Staff e-Vector

Compartir

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe el mejor contenido financiero

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe el mejor contenido financiero