Regresar al Inicio

El crimen de promocionar criptos

Staff e-Vector
57 vistas
Staff e-Vector
57 vistas
Tras la caída de las grandes plataformas de activos digitales, las autoridades estadounidenses ahora tienen en la mira a una lista de celebridades que vendieron su imagen para hacer comerciales para FTX y Binance, entre otros.

Tras la caída de las grandes plataformas de activos digitales, las autoridades estadounidenses ahora tienen en la mira a una lista de celebridades que vendieron su imagen para hacer comerciales para FTX y Binance, entre otros.

No importa si se trata de una gran estrella de cine o del deportista del momento, estamos tan acostumbrados a que las celebridades salgan en comerciales de productos que no solemos ponerles atención. Sin embargo, existen algunos casos en los que ser portavoz de alguna empresa puede implicar grandes responsabilidades. Un ejemplo de eso es lo que vivimos hoy en día en temas de activos digitales.

Todo empezó en noviembre de 2022 cuando en menos de dos semanas FTX cayó en la bancarrota al perder miles de millones de dólares, la gran mayoría de clientes que pidieron su dinero de regreso al desconfiar del negocio y del entonces CEO y gurú financiero, Sam Bankman-Fried. La caída de la plataforma de intercambio de criptomonedas con sede en Las Bahamas provocó una reacción en cadena del sector con varias víctimas entre las que destaca la empresa de intercambio de criptomonedas Binance.

Poco más de un año después, las autoridades de Estados Unidos siguen buscando culpables. Mientras Bankman-Fried sigue bajo custodia y enfrenta varios cargos criminales cuyo juicio se llevará a cabo en marzo, los reguladores han volteado la vista a los voceros de las criptos. En específico, a las celebridades que “sin querer queriendo” respaldaron un negocio que violó las regulaciones financieras.

Entre la lista de sospechosos se encuentran nombres como la superestrella de la NFL, Tom Brady, su exesposa y supermodelo, Gisele Bündchen, y el comediante Larry David. También está el jugador de la NBA Stephen Curry, la nueva sensación del tenis femenil Naomi Osaka y uno de los anfitriones de Shark Tank, Kevin O’Leary. De manera similar, el futbolista Cristiano Ronaldo enfrenta otro juicio por haberse convertido en la cara de Binance y promocionar sus propios NFT’s de CR7.

¿Culpables o ignorantes?

Este caso en contra de las celebridades pone en duda hasta qué punto un portavoz debe conocer los detalles de un producto antes de resolverlo. Nadie espera que cuando un famoso sale en un anuncio de bebidas alcohólicas, por ejemplo, conozca el proceso de su elaboración, sus ingredientes y el estado financiero de la empresa. De tal modo, ¿por qué se lo exigimos en el caso de las criptomonedas?

La Comisión Federal de Comercio (FTC por sus siglas en inglés) tiene una respuesta: “La celebridad está sujeta a responsabilidad por sus declaraciones sobre el producto. El anunciante también es responsable de las tergiversaciones realizadas a través del respaldo”.

El problema es que esta disposición es tan amplia como ambigua. No obstante, hay una celebridad que puede convertirse en un referente para este tipo de casos: Taylor Swift.

La actual reina de la música destaca por haberse negado a salir en publicidad de FTX como algunos de sus amigos famosos. Advierte que el motivo fue que la empresa no fue capaz de responder ninguna de sus preguntas básicas acerca de lo que iba a vender, específicamente si se trataba de valores no registrados.

Independientemente del resultado de los juicios pendientes, se ha creado un antecedente para las celebridades quienes ahora deberán hacer su propio due diligence antes de prestar su imagen y credibilidad a algún producto.

Compartir

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe el mejor contenido financiero

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe el mejor contenido financiero