Regresar al Inicio

Bukele y el bitcon contra el FMI

Staff e-Vector
236 vistas
Staff e-Vector
236 vistas
El Salvador va de mal en peor, para el 2023 podría alcanzar los 800 millones de dólares de deuda, mientras que su presidente Nayib Bukele ve en las criptomonedas la vía de escape perfecta para su crisis.

Desde que llegó a la presidencia de El Salvador, Nayib Bukele ha dado mucho de qué hablar. El joven mandatario, lo mismo se toma selfies en medio de un discurso de la ONU que anuncia compras de bitcoin con dinero público a través de Twitter.

Sin embargo, al Fondo Monetario Internacional (FMI) no le gusta esto. En los últimos años, la estabilidad financiera de El Salvador ha ido empeorando.

Según cifras del Banco Central, la situación fiscal del país es, en el mejor de los casos, muy débil.

Su deuda alcanza ya el 84% del PIB y los reportes económicos indican que para enero del 2023 el país tendría que pagar 800 millones de dólares de deuda y, además, este año afronta un déficit fiscal cercano a los 1.3 mil millones de dólares.

Para Moody’s, la casa analista de riesgos, la posibilidad del impago es más real que nunca. En ese contexto, Bukele comenzó negociaciones para un programa de ayuda financiera con el FMI, pero al ver que éstas no avanzaban anunció sus planes para adoptar el bitcoin como moneda de curso legal.

El presidente vio en las criptomonedas la vía de escape perfecta para su crisis. 

Pero no todos lo vieron así. Desde ese momento el Fondo Monetario advirtió que los criptoactivos podían plantear riesgos significativos.

Así, la arriesgada decisión no ha hecho más que empujar al país hacia el default.  

Esta semana, el FMI volvió a insistir a El Salvador a despojar el bitcoin de su estatus de moneda de curso legal, argumentando los grandes riesgos que esta situación trae para la estabilidad financiera.

El Fondo dijo que la decisión de Bukele también crea riesgos para la protección del consumidor y las responsabilidades fiscales en una pequeña economía con recursos gubernamentales limitados por lo que “urgieron a las autoridades a reducir el alcance de la ley de bitcoin eliminando el estado de la moneda de curso legal”.

Los analistas aseguran que el peligro de este mecanismo es que El Salvador no puede pagar importaciones ni devolver la deuda con bitcoins, ya que para eso necesita dólares. 

“Pero si estás convencido de que el precio del bitcoin solo puede subir, como lo está el presidente del país, tienes la opción de acudir a los mercados de cripto y cambiarlos por más dólares”, detalla un análisis del Investigador en Economía, Juan Vázquez Rojo.

Sin embargo, las tendencias económicas que vive El Salvador lo han obligado a pagar cada vez más intereses debido al riesgo asociado que ha traído bitcoin.

Pero a Bukele esos datos y la recomendación del FMI no podrían importarle menos y respondió que ningún organismo internacional va a obligar a su país a hacer nada.

“Absolutamente nada», recalcó el ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya.

Compartir

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe el mejor contenido financiero

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe el mejor contenido financiero