Regresar al Inicio

Tips para que empieces ahorrar

Staff e-Vector
24 vistas
Staff e-Vector
24 vistas
Existen miles de formas de ahorrar, desde una cuenta de ahorro en tu banco de preferencia hasta teniendo un “guardadito” de monedas en tu casa, en este artículo descubrirás cómo lograrás tener una gran base económica y muy sólida para que esos imprevistos los tengas cubiertos, y también, para que alcances todas las metas que te propongas.

Sabemos perfectamente que hoy en día, ahorrar no es nada fácil, nos atrevemos incluso a decir que es hasta difícil, pero actualmente vivimos en una sociedad que nos demanda a realizar gastos para tener una buena calidad de vida y de paso, cumplir con nuestras obligaciones como ciudadano. Además, los gastos extra como: pago de rentas, colegiaturas, útiles y también, los gastos de pequeños “lujos”, servicios de streaming, salidas a comer e incluso viajes, suelen ser un importante obstáculo a la hora de tener un ahorro.

Existen miles de formas de ahorrar, desde una cuenta de ahorro en tu banco de preferencia hasta teniendo un “guardadito” de monedas en tu casa, en este artículo descubrirás cómo lograrás tener una gran base económica y muy sólida para que esos imprevistos los tengas cubiertos, y también, para que alcances todas las metas que te propongas.

¿Por qué ahorrar?

Para muchas personas, el ahorrar es sinónimo de tener dinero guardado para que puedas concretar metas a largo plazo, un viaje todo pagado a la playa, un auto del año, o incluso, una casa. Pero realmente para que el ahorro cumpla su función debe de proprocionarte una seguridad y libertad financiera para que tengas una cobertura total de situaciones inesperadas, es decir, un fondo de emergencia que te evite la molestia de recurrir a situaciones desesperadas que puedan resultar en enfadosas y costosas deudas en tiempos de crisis, pero también que te brinde la paz mental que necesitas, y si te sucede un imprevisto, sepas que hacer de una forma rápida y sin deudas.

Otras maneras en que funciona el ahorro, es para tu jubilación, que puedas pasar una vida tranquila sin estrés, después de haber trabajado tanto en tus años más productivos, y también, que te brinde la flexibilidad y libertad para tomar decisiones financieras fundamentales, mejorando así la calidad de vida en general.

¿Cómo ahorrar bien?

Como mencionamos antes, para ahorrar, existen miles de formas de hacerlo, en unas puedes poner cierto grado de riesgo para obtener mejores rendimientos, en otras simplemente son técnicas para que acomodes correctamente y de manera organizada tus ingresos y gastos, te presentamos algunos consejos para que empieces a tomar buenos hábitos financieros y reduzcas tu gasto.

  • Crea tu presupuesto mensual

Desde que recibimos nuestro pago, por lo general, lo que empezamos a hacer es empezar a pagar todas las deudas que tenemos pendientes en el mes en curso, además de los gastos del hogar y de aquellos que son innecesarios. ¿Qué pasaría si das un paso atrás, y haces un recuento de todo? Si, un paso atrás. 

Puedes realizar un presupuesto mensual, dónde dividas los gastos primordiales y fijos, como: las rentas, pagos de servicios básicos, pagos de mensualidades de servicios de streaming, colegiaturas y de comida, es decir, todos los gastos que sí o sí sucedan cada mes, una vez realizada la sumatoria de gastos, réstala con tu ingreso mensual, y lo que te quede, lo puedes utilizar directamente para empezar a generar un ahorro, ya sea para conseguir alguna meta o también, por si existe algún imprevisto.

  • La ley de Pareto

Esta ley creada por el filósofo italiano Vilfredo Federico Pareto, establece que el 80% de acciones, corresponden a esfuerzos realizados para ver un resultado, mientras que el 20% corresponde esfuerzos con un resultado deseado. Ahora, apliquemoslo a un estándar de finanzas personales, la relación 80/20 de Pareto funcionaria, si el 80% de nuestro ingreso para cubrir nuestros gastos convencionales, el 20% formaría parte directamente de nuestro ahorro.

  • Prioriza gastos necesarios

Ten claro los gastos que son prioritarios, aquellos que son sumamente indispensables para que tu estilo y calidad de vida no disminuya, y los que te generen un gasto que no sea necesario valora si vale la pena que los sigas contemplando y decide si los eliminas y ahorres un poco.

  • Regla 50-30-20

La regla del 50-30-20, es una manera diferente de dividir los gastos, consiste en tener un control de gastos, y al mismo tiempo implementar el ahorro, con el objetivo de lograr una libertad financiera de una manera no tan estricta, se divide de la siguiente manera:

  • El 50% (Necesidades): Corresponde a gastos que son imprescindibles, (pago de renta, colegiaturas, despensa y servicios básicos).
  • El 30% (Deseos): Forma parte de gastos puntuales de los cuales se puede prescindir, (Vacaciones, salidas a comer y compras compulsivas)
  • El 20% (Ahorro): Que lo utilices primordialmente, para generar un ahorro o un colchón financiero, que te permita estar preparado para situaciones inesperadas o para alcanzar tus metas.

Ahora que ya lograste ahorrar, aprende cómo blindar tu dinero contra la inflación.

Compartir

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe el mejor contenido financiero

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe el mejor contenido financiero