Regresar al Inicio

Negocio de éxito

Staff e-Vector
696 vistas
Staff e-Vector
696 vistas

Si cuentas con una empresa familiar y planeas institucionalizarla, entonces deberías conocer el significado de la Sociedad Anónima Promotora de Inversión (SAPI), que es una figura eficiente, transparente, de bajo costo y que sienta las bases para el éxito de tu negocio.

Para empezar, hay que entender la realidad de la empresa familiar mexicana y una buena referencia es un estudio del Tec de Monterrey que arrojó que el 90 por ciento de las empresas en el país son familiares. Pero, otro dato revelador es que de cada 10 empresas que se constituyen solamente tres pasan a la siguiente generación. La empresa familiar se puede transformar de una sociedad anónima a una sociedad anónima promotora de inversión para poder entrar al mercado bursátil, a través de la Bolsa Mexicana de Valores.

Lo que hay que hacer es adecuar los estatutos sociales, para apegarse a lo señalado en la Ley del Mercado de Valores (LMV), que es el pase directo para conformar un gobierno corporativo. Tener un gobierno corporativo no es otra cosa que un reconocimiento por sí mismo de que la empresa es sólida, segura, transparente y que cuenta con los elementos para ser competitiva.

De igual relevancia es contar con un plan de sucesión porque eso indica que la empresa está preparada para suplir, en caso de retiro o muerte, al líder, director o cualquier mando de la organización.

Lo anterior da seguridad jurídica a quienes depositan su capital y confianza en la empresa. Pero no crea que todos estos ajustes implican cambiar la denominación social ni el registro federal de contribuyentes porque seguirá siendo la misma sociedad. Un ejemplo de ello es que siguen los poderes, currículo corporativo o experiencia de la empresa. Lo único que se modifica es la organización interna y la relación con terceros. La clave de todo eso son los nuevos estatutos sociales bajo la figura de SAPI y un modelo de negocio basado en la legislación corporativa que un especialista en ese terreno lo puede apoyar.

Lo importante es que con esto puede entrar al mercado bursátil por medio de la Bolsa Mexicana de Valores, que es la llave para el éxito de la empresa familiar y garantizar su permanencia. Sobre todo, que las condiciones de financiamiento bursátil en la Bolsa son mejores que cualquier financiamiento tradicional, y facilita a la empresa sus planes de expansión; además que crece el abanico para la obtención de capital respecto a los que ofrecen los créditos tradicionales.

Fuente: Asociación Mexicana de Instituciones Bursátiles

Compartir

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe el mejor contenido financiero

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe el mejor contenido financiero