Regresar al Inicio

El futuro incierto de Pemex (y los combustibles fósiles)

Staff e-Vector
76 vistas
Staff e-Vector
76 vistas
A pesar de las inversiones y apertura del sector, la extracción de petróleo en México va a la baja y el mundo apuesta cada vez más por las energías renovables.

A pesar de las inversiones y apertura del sector, la extracción de petróleo en México va a la baja y el mundo apuesta cada vez más por las energías renovables

Como estrella fugaz, el resplandor de la Reforma Energética se ha esfumado. A pesar de ser la mayor apuesta del Gobierno de Enrique Peña Nieto, todo parece indicar que la apertura del sector llegó demasiado tarde. Los inversionistas ahora tienen la mirada puesta en las energías renovables y han comenzado a rescindir sus contratos con el Estado a pesar de las multas que esto implica.

La falta de interés en los yacimientos de México sólo es la punta del iceberg. La producción de Pemex sigue sin alcanzar las metas de las autoridades y los recursos públicos destinados al sector parecen caer en un barril sin fondo.

Problemas de producción

La apuesta de la actual administración ha sido otorgar prioridad a Pemex por encima del resto de sus competidores para alcanzar la autosuficiencia energética. En esa línea se encuentra también el proyecto de la Refinería de Dos Bocas para disminuir la importación de gasolinas.

De acuerdo con cifras de Pemex, este año ha recibido más de 720 mil millones de pesos en inversión por parte del Gobierno, pero la producción está lejos de lo esperado. A principios del sexenio se esperaba que llegaríamos a 2024 con 2.5 millones de barriles diarios, pero actualmente rondamos los 1.8 millones, sólo ligeramente por encima de lo que teníamos en 2018.

El nuevo paradigma petrolero ha sido notado por las autoridades. La Secretaría de Energía (Sener) anunció a mediados de octubre que el próximo año recortarán las exportaciones petroleras en un 70 por ciento. En cifras totales, esto equivale a pasar de 1.03 millones de barriles diarios a sólo 296 mil. 

El objetivo es depender menos de las importaciones de gasolinas. Y es que la Sener advierte que por cada 100 mil barriles de crudo que se exportan para refinar en el extranjero, el Gobierno pierde alrededor de 800 mil dólares.

Las empresas que se van

Durante este 2023 por lo menos 16 empresas han solicitado ante la Comisión Nacional de Hidrocarburos iniciar un procedimiento de terminación anticipada de sus contratos de explotación de petróleo. Estas compañías llegaron gracias a la Reforma Energética con la esperanza de vivir una nueva era en el país similar a la que representó la revolución de shale en Estados Unidos.

Entre los que se han retirado destacan empresas como Repsol, BP, Chevron y Talos Energy. Esta tendencia no es nueva ya que en los últimos años se han salido otras compañías como Eni, China Offshore Oil Corporation, Capricorn Energy, Pantera Exploración y Producción y Caligari México.

Todas ellas no sólo tuvieron que dar por perdida su inversión, sino que además pagaron penalizaciones. No obstante, llegaron a la conclusión de que es mejor esto a seguir apostando por proyectos inciertos.

Compartir

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe el mejor contenido financiero

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe el mejor contenido financiero