Regresar al Inicio

Dividendo o recompra ¿Cuál prefieres?

Staff e-Vector
611 vistas
Staff e-Vector
611 vistas

Existe una falsa idea que las recompras de acciones son idénticas a los dividendos; algunos analistas consideran que los dividendos son los nuevos bonos porque representan rendimientos positivos y son más confiables que la recompra de acciones

Algunas empresas locales e internacionales están implementado programas de recompra de acciones, por ejemplo, Nestlé ejerció 21 mil millones de dólares; lo que ha llevado a los participantes del mercado a cuestionar por qué las compañías han estado comprando acciones en lugar de invertir en sus negocios o subsidiarias.

El debate de especialistas sobre la conveniencia de pagar dividendos o recomprar acciones lleva tiempo; en 1986, Michael Jensen, de Harvard Business School publicó en un reporte las ventajas de pagar dinero a los accionistas (dividendo): Si usted prefiere recompras o dividendos probablemente depende de su horizonte de tiempo.

En ese sentido, las recompras parecen tener un impacto en el rendimiento a corto plazo más fuerte, mientras que los beneficios a más largo plazo corresponde a los dividendos.
Sobre el mecanismo de recompras se pueden enumerar los siguientes aspectos. Uno, las recompras tienden a ser caras y poco oportunas.

Además, las recompras se utilizan muchas veces para compensar el aumento en el número de acciones en circulación cuando los ejecutivos y los empleados ejercen sus prestaciones de opción sobre acciones. Por mucho que se piense que las recompras están apuntalando el mercado, lo cierto es que su propósito es compensar la dilución.

Un tercer aspecto es que este mecanismo se financia con deuda, lo que hace que el balance de la compañía sea menos sólido.

Por otro lado, de los dividendos se puede resaltar que representan un rendimiento efectivo real del efectivo e inmediato para los inversionistas.

Otro aspecto es que las compañías no reducirán ni suspenderán levemente un dividendo porque representa una señal fuerte sobre el compromiso de la gerencia de distribuir dinero en efectivo a los accionistas y su confianza en las ganancias futuras del negocio. El dividendo no suele ser financiado con deuda; la mayoría de las veces se paga con el flujo de caja.

En los últimos años, la rentabilidad (avance en precio de las acciones) de las empresas que pagan dividendo han superado a las de las que compran acciones. Pero es cierto que los dividendos tienen un gravamen fiscal, mientras que las recompras no.

Fuente: Banco Ve por Más

Compartir

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe el mejor contenido financiero

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe el mejor contenido financiero