Regresar al Inicio

Sorpresivo cambio de señal

Staff e-Vector
482 vistas
Staff e-Vector
482 vistas
Rodolfo Navarrete Vargas
Si bien la semana pasada el Banco de México dejó sin cambio su tasa de interés de referencia, lo que sorprendió al mercado fue el tono del comunicado que acompañó esta decisión. Inesperadamente cambió de una visión «dura» sobre el futuro de la inflación a una visión «suave» o despreocupada de la misma, por lo que tuvo importantes efectos sobre las tasas de interés de diferentes plazos en el mercado de dinero.
Dos elementos llevan a esta conclusión. Uno, la percepción de los funcionarios del banco de que se están relajando las condiciones de holgura en la economía, a consecuencia de la caída del PIB en el segundo trimestre (-0.1%), con respecto al primero.
En tal sentido debe entenderse que a un mayor margen de holgura en la economía debe corresponder también un relajamiento de la posibilidad de que se vaya a observar presiones de demanda sobre la inflación. O, en otras palabras, según el Banxico está bajando la probabilidad de que se vaya a observar un sobrecalentamiento en la economía.
No obstante, todo parece indicar que esta conjetura es prematura, toda vez que está fundamentada en observaciones preliminares sobre el comportamiento del PIB en el segundo trimestre. Es más, si se toma en cuenta el patrón histórico de la corrección de las cifras preliminares, es altamente probable que dicha cifra sea corregida al alza, por lo que podría cambiar las conclusiones del Banxico. Además, no se debe perder de vista que los incrementos salariales son una de las variables observable más representativa del ciclo de una economía. Al respecto, las cifras de mayo y junio, de alrededor de 6.0% de incremento salarial, no llevan a la conclusión del Banxico.
Dos, la consideración de los funcionarios del banco de que las desviaciones recientes de la inflación general con respecto a la trayectoria esperada son de carácter transitorio, debido principalmente a que obedecen al incremento de la inflación subyacente, por lo que no debería contaminar las expectativas inflacionarias de mediano y largo plazo.
Al respecto, no hay que perder de vista que tales desviaciones obedecen a la materialización de algunos riesgos, que el propio banco reconoce. El más importante, el incremento en el precio de la gasolina observado en las últimas quincenas. Es probable que éste sea producto simplemente la reversión del efecto inverso que se observó en la primera parte del año. Si así fuera, este problema seguirá influyendo en el desempeño de la inflación hasta el cierre de 2018, con los consiguientes efectos de segundo orden sobre los precios. Al respecto no hay que perder de vista, que el precio de las gasolinas ya suma cerca de 14% de incremento en el lapso de un año.
Un factor adicional que el banco no destaca suficientemente es la apreciación del tipo de cambio observado en las últimas semanas. Este parece ser el principal factor que explica la posición suave del banco central respecto a la inflación. Efectivamente, la posibilidad, una vez más, de un pronto arreglo del TLC y el desvanecimiento del riesgo político asociado a las elecciones del 1 de julio, han favorecido la apreciación del tipo de cambio, aunque hay algunos factores latentes que obligan a guardar cierta cautela al respecto. Entre ellos, la posibilidad de un endurecimiento de la política monetaria estadounidense, la política comercial del presidente Trump y los riesgos de la política macroeconómica de la futura nueva administración mexicana.
Finalmente, el comunicado del Banxico deja implícito que no va alterar la trayectoria esperada de la inflación para los próximos meses, toda vez que cree que son transitorias las desviaciones observadas en las últimas quincenas. Sin embargo, el mercado ya alteró su visión, toda vez que espera que la inflación cierre el año en 4.25%, cuando hace algunas semanas estaba por debajo de 4.00%.
Igualmente, la señal que ha mandado el Banxico es que probablemente la tasa de referencia no seguirá subiendo, sin adelantar que va a suceder cuando el FED decida, como se espera, aumentar sus tasas.
Director de Análisis y Estrategias de Inversión Vector Casa de Bolsa
Compartir

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe el mejor contenido financiero

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe el mejor contenido financiero